lunes, 28 de junio de 2010

El Sexto Sentido (Ruta Nocturna)




sábado 26 de Junio de 2010

Asistentes a la ruta:

Jose Mari Almaraz

Emiliano Andrade

Juanma Barroso

Juan Luis Capilla

Pablo Carrascosa

Paco Cidoncha

Pedro Cuesta

Moisés López

Alberto López

Pedro Lozano

Gerardo Muñoz

Andrés Nieto

Domingo Pablos

Javi Parejo

Diego Parejo

Francisco Velarde

De la Peña Los perdíos

Javi (averia)

El compañero de Pancho

Tiempo empleado: 3 h. 8 m.25 sg.

Velocidad Máxima: 45,8 Km/h.

Velocidad Media: 15,7 Km/h.

Parciales: 41,20 Kms

.

Primer y único video:
http://www.youtube.com/watch?v=y-ZbrvIA-4Y

.

Recorrido:

Plaza de España, Sierra Primera, Finca “Plaza de Armas”, camino del Búrdalo, Ctra Ex206, Puente del Búrdalo, Las Monjas, carretera vieja de Madrid, Venta la Guía, El Confesionario, Cuesta del Barril, Mesa del Capitán, Cuesta la Novia, Cruce del Sajonia, Ctra Ex -206, Plaza de España.

.

Comentario:

.

Por Emiliano Andrade. Caras de sorpresa entre la gente que disfrutaba de una agradable noche de verano, en este entorno privilegiado de nuestra Plaza de España, que a la par que nuestro compañero Pedro Carrasco, también gusto denominarla “El Paseo”.

.

En esta ocasión y debido a la poca precisión, con la que fue fijada la hora de salida, el goteo de bicicleteros en nuestro habitual punto de partida, se prolongo bastante, hasta que llegados a un punto decidimos hacernos la foto oficial de la marcha nocturna.

.

La instantánea quedo un poco deslucida por un fuerte reflejo que aparecía en las mismas, sabiéndose a la postre, que era a causa del chaleco reflectante de Domingo, el cual a falta de luces, pensaría él: “Si yo no veo, al menos que me vean”.

.

Conseguimos juntarnos 16 más 2 de la Peña los Perdios de Don Benito, que hicimos un total de 18 intrépidos y valientes con ganas de afrontar una nueva andanza, aunque “sin lanza en astillero, ni adarga antigua, pero con rocín flaco y sin galgo corredor...”

.

Entiéndase la quijotada, y permitidme nombrar como rocín flaco a nuestra cabalgadura, ya que en esta ocasión se demostró que el día, o mejor dicho la noche, se trataba del dominio de la montura, e intentar mantenerse sobre ella y no tanto del ritmo y velocidad del pedaleo.

.

Nada más salir por el camino de la Sierra del Depósito o Sierra Primera, comienzan los vicisitudes propias de una ruta nocturna con un grupo no muy bien pertrechado, para los serios inconvenientes de la oscuridad.

.

En resumidas cuentas los equipos de iluminación constaban principalmente de luces que no funcionaban, luces que se desarmaban debido a las vibraciones y hasta algún bicicletero sin luces, y un largo etcétera de escasez de recursos para las andanzas nocturnas.

.

Vamos, toda una serie de problemas que antes de llegar al puente del Búrdalo ya eran cuantiosos los daños, y que ha duras penas se pudieron subsanar.

Como vamos pudiendo el grupo rueda en dirección a la finca de las Monjas y nos vamos dando cuenta que la noche de luna llena, alumbra más bien poco, ya que la luna aun permanece muy baja en el horizonte y con una tonalidad anaranjada, a lo que hay que sumar un cielo algo nuboso. Resumiendo, de todo un poco, como en botica.

.

¡Vamos! como se suele decir: ¡¡Todo en contra del bicicletero!!.

.

Al menos en el grupo hay un potentado luminícamente hablando, es Javi “Avería” de Los Perdíos, que parece que lleva la iluminación de su montura con grupo electrógeno incorporado.

.

Llegados a la antigua carretera de Madrid comienzan las dificultades del terreno, comienza las irregularidades, piedras y bancos de arena que con la iluminación que llevábamos no conseguíamos descifrar hasta que los teníamos encima, sin apenas tiempo de reacción.

.

Llegados a la Venta la Guía, ya habíamos tenido que reagruparnos y pasar lista por si las moscas. En la bajada de la venta se produjo el primer incidente en cuanto a caídas, con un enganche de Domingo con el reloj de pulsera de Pedro, terminado ambos en el suelo y a la busca del maltrecho reloj.

.

.

De aquí en adelante pedales de plomo y vista fija en el rodar de las bicicletas.

La luna, lunera con poco intensidad lumínica y nosotros empeñados en que es luz suficiente, decidimos apagar nuestras luces (si es que tenemos y/o teníamos alguna) y dejarnos iluminar por la luz de luna.

:

.

Seguimos con pedales de plomo y los ojos como mochuelos intentado atisbar alguna piedra, bache u obstáculo en mitad del camino, y en la noche solo se escucha el silencio, el rodar de las bicicletas y las continuas voces de aviso:

“piedras”, “charco””arena””cuidado”,etc, etc de los que delante del grupo van haciendo camino al rodar, y sirviendo de vigías al resto de componentes que más prudentemente, detrás se dejan llevar por las indicaciones, avanzando entre dudas.

.

.

Llegados al Confesionario nos reagrupamos para afrontar la cuesta del Borril, que la ascendimos como siempre, cada cual como pudo.

Una vez en las Mesas del Capitán paramos para tomar la barrita y hacernos la foto de rigor, saliendo esta de un color parduzco, creo yo que por eso del color de los gatos por las noches.

.

El descenso de la cuesta la Novia se realiza de forma ordenada y enfilando el grupo totalmente alineado el descenso, pero una vez en el camino del Cuadradillo, Pablo se le ocurre ponerse a beber, acabando entre las zarzas de la cuneta, y Alberto se le sale la cámara debido a un llantazo y bajando la cuesta del Cuadradillo, Pancho también pincha.

Cuando nos queremos dar cuenta son casi las dos de la mañana y todavía nos falta bastante terreno que recorrer, por lo que se decide rodar por la carretera del Sajonia hasta el pueblo. En el mismo Sajonia nos encontramos con el coche la Guardia Civil y el grupo por lo tarde del horario comienza una loca carrera hasta el pueblo con velocidades de 40 km/h.

.

Entramos en el pueblo por nuestra habitual entrada por la calle José Gutiérrez y paramos en el quiosco de Mª Carmen y Alejandro, que nos tenían preparado un pequeño regalo en forma de rodajas de chorizo, salchichón y queso que cayeron al pelo junto con algunas cervecitas bien frías.

.

.

Y después de cervecita y rodajita de chorizo cada mochuelo a su olivo, nunca mejor dicho.

.

P.D: El titulo viene a cuento por la necesidad de utilizar los cinco sentidos: visión, oído, olfato, gusto y tacto, en esta jornada, ya que sin el empleo de todos u cada uno de ellos, incluido el gusto de la tierra que alguno probó, a duras penas hubiéramos conseguido hacer el recorrido, por eso creo que en esta ocasión, contamos con un sexto sentido para completar la jornada de pedaleo.


martes, 22 de junio de 2010

Y A LOS SESENTA AÑOS…SE CAYÓ


Participantes:

Jose Mari Almaraz
Emiliano Andrade
Jose Manuel Benitez Cano
Andres Nieto
Jose Luis Jiménez
Domingo Pablos
Javi Parejo
Diego Parejo
Juan Luis Capilla
Lalo Muñoz
Juan Carlos Muñoz
Antonio Indias
Pablo Carrascosa
Moises Lopez
Pedro Carrasco
Flore Benitez Cano
Julio Jiménez
Jesus Beltrán
Santiago Sanchez

Hora de salida: 9:00 h
Hora de llegada:12:50 h.

Recorrido: El paseo, EX-206, cruce del Sajonia, Pista del canal de Orellana,final del canal, antigua carretera de Madrid, Fincas varias,Embalse de Cornalvo,Fincas varias, San Pedro de Mérida,camino de la Autovia A-5, N-430, camino del Búrdalo, Depuradora de Agua, Pista de Caballero, Calle del salón Moderno, El Paseo.

Videos:
primer video:
http://www.youtube.com/watch?v=1-fYa45370k
segundo video:
http://www.youtube.com/watch?v=6nfe2vA9g-k
tercer video:
http://www.youtube.com/watch?v=wwpAHn9b_Hs
cuarto video:
http://www.youtube.com/watch?v=dKn16ubZv3k


Nota del equipo gráfico: Ayer no fue el día de los perrigalgos y menos de Flores y mío. Puesto cuando me puse a pasar las fotos al ordenador las borre por error con lo que encima no tenemos ni una sola foto del día de ayer. Lo siento

Comentario:
Pedro Carrasco Cuesta. Cojo papel y lápiz para hacer la crónica de la etapa con cierta desgana. Hoy he de prescindir de ese toque jocundo e hilarante que tanto me gusta, y sin el que no acierto a concebir la escritura. La etapa, por inédita, se presentaba con un plus extra de expectación; todo el grupo dijo amén cuando propuse llevarles a conocer una ruta que había descubierto (que no cartografiado) recientemente de manera aleatoria. Pero la tremenda caída de Flore truncó una jornada que llevaba trazas de ser exitosa, y que derivó en un día para borrar de la corta pero intensa historia de la peña. Pero vayamos por partes, como dijo el destripador de Londres.

Hasta diecinueve Perrigalgos se han dado cita a las nueve en “el paseo” (me gusta llamar así a nuestra plaza; me trae remembranzas de cuando chico y me parece que le da más raigambre) en una mañana clara y luminosa.

Se charla animadamente sin tomar conciencia de que tenemos que ponernos a pedalear. Al final, el grupo arranca compacto con dirección al Canal de Orellana. Ganado éste, lo cogemos hacia abajo en su serpenteante discurrir, hasta que muere en el kilómetro 113, a la altura de Torrefresneda. Tras una pronunciada bajada, transitamos por un tramo de la antigua carretera N-V Madrid-Badajoz.

Enseguida torcemos a la derecha, adentrándonos en el monte, por un camino ascendente. Para entonces Domingo deja el grupo para hacer una ruta más corta, aduciendo tener que estar en casa temprano. Aflora en plan de broma si se le computa la etapa o no; y es que esto de la regularidad se ha convertido en un “descaliento” para muchos.

El monte no ofrece en este tiempo su mejor estampa, pero lo desconocido y agreste del paraje mantiene al grupo expectante y algunos, en un extraordinario ejercicio de inventiva, imaginan su verdor y colorido en un día primaveral.

Se producen dos pinchazos (antes le falta la madre al hijo…) pero al final, tras desandar un tramo de camino por haberme equivocado, llegamos a orillas del pantano de Cornalvo. La panorámica es maravillosa, con el embalse lleno de agua hasta las trancas y la presa romana al fondo. “Desde esta presa, veinte siglos nos contemplan”. La frase fetén la pronunció Napoleón, al parecer, viendo las pirámides de Egipto, aunque él tuvo que echarle el doble de siglos.

A la sombra de una encina nos comemos el piscolabis y nos retratamos. Javi, con la cámara apoyada sobre dos bicicletas, organiza al grupo para encuadrarlos en el objetivo.

De nuevo en marcha transitamos por un terreno adehesado, jalonado con extensos cultivos de secano, con las mieses a punto para la cosecha.

Camino de San Pedro, bajando por una cuesta pronunciada a casi 50 kilómetros por hora, se produce el infausto trance de la caída de Flore y Javi. Había en el camino una especie de hondonada cementada, por donde discurre el agua cuando llueve. Flore la tomó por un extremo más pronunciado y salió volando literalmente, cayendo todo lo “corto” que es. Javi venía detrás y no pudo esquivarlo, por lo que también fue a dar con sus huesos en el suelo. La preocupación hace mella en el grupo, viendo al maestro con los brazos magullados y la cara como un Cristo. Él, con su acendrada prudencia para las bajadas y su dilatada experiencia, con más de cien mil kilómetros a sus espaldas, no era el más susceptible para caerse, pero…Los que le vieron caer dicen que pudo ser peor, a tenor del tremendo costalazo; pudo haberse roto algún hueso o incluso la cabeza, por su exacerbada e inquebrantable tozudez de no usar casco. En fin, que por unas cosas y por otras siempre hay que estar dando gracias a Dios, que no a San Pedro, que por estar en su jurisdicción también podía haber echado un capote y haber evitado el percance.

En San Pedro nos acercamos a la casa de un familiar de Emiliano, con la intención de limpiarle y de curarle las heridas. Pero el maestro mostraba evidentes muestras de indisposición, mezcla de mareo y de susto, y el tío de Emiliano se ofreció amablemente a traerle a casa en su coche.

Teníamos la intención de adentrarnos de nuevo en el monte por la finca denominada El Calaverón, pero finalmente decidimos dejar inconclusa la etapa y enfilar para el pueblo por el camino más corto.

Ya en la sede se concreta la etapa nocturna del próximo sábado y se alistan los que van a participar en el equipo de “Fútbol 7” que se va a organizar; y es que no solo de pedalear vive el hombre…El nombre del equipo no alberga dudas y se llamará: LOS PERRIGALGOS.

La “madrina” nos obsequia en esta ocasión con unos pinchitos calentitos que hoy no nos supieron tan bien como otras veces. Al pensamiento de la familia perrigalguera acudía, pertinaz, “la caída del patriarca”.

En nombre de toda la peña le deseamos una pronta recuperación. Queremos verle cuanto antes pedaleando con nosotros codo a codo.

Nota de Javi:Comunicaros que de la caída estoy mejor de lo que esperaba

Nota de Flore: Os comunico que me encuentro bastante bien.
Me curé, me duché y me fui al campo con mis amigos. Un poquillo de molestias, pero muy buenas sensaciones al comprobar, nunca como ahora, lo unido que está el grupo y lo maravillos que sois. La familia de Emiliano un verdadero encanto.
Extender este comunicado a los Perrigalgos que no tienen email.
Alberto y Amalia, mucha gracias por vuestra visita.

Salud y felicidad.

lunes, 21 de junio de 2010

Futbol 7

Teniendo en cuenta el carácter polifacético de los integrantes de esta peña y comenzando la próxima semana un torneo de fútbol 7, ha surgido la posibilidad de formar "un equipo supercompetitivo" y de garantías para afrontar esta competición.

En el caso de estar interesados en participar en este ilusionante proyecto, que no tiene otro fin que la consecución del campeonato y bla, bla, bla... Que es sólo para pegar una patadas (al balón), pasar un rato y recordar tiempos futboleros.

Ya en serio, el plazo para la inscripción concluye el próximo 25 de junio (viernes), por tanto, si estáis interesados, antes del jueves, debéis entregar una copia del DNI y 10 € (la cuota de inscripción es de 60 €) en EL MOLINO.

Espero que os animéis.

Saludos.

Juan Luis

Ruta Nocturna 26-6-10



El sábado 26 -6-10 vamos a realizar la ruta nocturna.

Lugar de salida: Plaza de España
Hora prevista de salida: 22:30 h.
Duracion prevista: +- 2,5 horas.

Importante: Proveerse de luces para las bicicletas.

Para apuntarse, mandarme un correo o dejar un comentario en la entrada del blog.

Lista de participantes:


  1. Emiliano Andrade
  2. Andres Nieto
  3. Juanlu Capilla
  4. Pablo Carrascosa
  5. Javi Parejo
  6. Juanma Barroso
  7. Alberto López
  8. Moises López
  9. Jose Mari Almaraz
  10. Pancho Velarde
  11. Pedro Lozano
  12. Lalo Muñoz
  13. Pedro Cuesta
  14. Jesus Beltrán
  15. Domingo Pablos
  16. Jose Mari Garrido

lunes, 14 de junio de 2010

¿QUE TENDRA LA REGULARIDAD?


Domingo 13 de junio de 2010

Asistentes:

Emiliano Andrade

Juanma Barroso

Jesus Beltran

Jose Manuel Benittez Cano

Juan Luis Capilla

Antonio Indias

Jose Luis Jimenez

Lalo Muñoz

Domingo Pablos

Javi Parejo


Comentario:

Como un domingo normal me preparo para salir con la bici, pero en esta ocasión me dirijo solo hasta la plaza ya que los demás compañeros de los barrillos entre fiestas, trabajo, pesca y lesiones me quedan solo.


A la hora de salida estamos once perrigalgos y ante la pregunta ¿donde vamos? el Triki siempre propone la misma ruta “vamos a Las Cruces”, los demás no estamos por la labor y en esta ocasión Antonio es el que sugiere la ruta diciendo "vamos a la Cuesta Infernal" y así sin más nos ponemos en marcha.
José Luis ya desde la plaza tiene unas molestias en la pierna derecha debido al partidillo anual que realizamos de las Quintas y que jugamos el viernes. El grupo marcha compacto incluso subiendo el Cuadradillo, pero cuando llegamos a la Cumbre José Luis decide no continuar, con lo que tiene que aguantar las bromas del resto "claro como ya te computa, venga pa tras pero que sepas que te apuntamos solo estos kilómetros", reanudamos la marcha pensando que se daría la vuelta con José Carlos que decide acompañarle, pero al llegar a los Castillejos y reagruparnos de
nuevo aparecen los dos perigallos.
Otra vez comienza las bromas "compañero no quieres perder ni kilómetros..." La verdad es que de los cinco primeros no falta nadie, Emiliano a superado la campaña del espárrago, Juan Luis a superado la alergia en uno de los años con mayor floración, Domingo que tenía pensado ir al desfile de las Fuerzas Armadas al final mando a Gloria con su hija y lo mío que lo diga otro ya que esto de la regularidad se esta volviendo una competición pero sana.
Llegamos a la Cuesta infernal y en ese momento el grupo se estira para que cada cual la suba como pueda. Paramos en la puerta de los Castillejos Reunidos para comer y realizar la foto de rigor. Se empieza a fraguar la RUTA NOCTURNA que es propuesta en ese momento y aprobada de inmediato y que realizaremos el próximo día 26 aprovechando que es Luna Llena. Hacemos una variante de la ruta, ya que teníamos pensado llegar hasta la finca Vera pero decidimos que en su lugar coger el Camino de la Finca el Cuadrado en la cual primero nos sale al paso un caballo precioso para saludarnos.
Después Emiliano y el Triki nos dice que un perro de gran tamaño se dirigía hacia ellos con no muy buenas intenciones y después tres buitres de considerable tamaño nos salen casi rozándonos de las encinas, con lo que el camino se nos hizo bastante entretenido. Después salimos a la alquitranada del Canal y el pelotón rodó a un buen ritmo hasta el cruce de la finca el Rodriguillo, camino que cogemos para dirigirnos hacia Malmedra, después de allí hasta nuestra sede donde nos esperaba como cada domingo nuestra Madrina con los bocadillitos que nos sientan tan bien.
Por Javi Parejo

lunes, 7 de junio de 2010

¿Recorrido Corto?


(Domingo, 6 de junio de 2010 )

Asistentes a la ruta:

Emiliano Andrade Rodríguez
Jesús Beltrán Simón
Florencio Benítez-Cano
José Manuel Benítez-Cano
Juan Luis Capilla Camacho
Pedro Cuesta Flores
José María Garrido Parejo
José Luis Jiménez Dorado
Julio Jiménez Parejo
Antonio Indias Fernández
Alberto López Fuentes
Andrés Nieto Cortés
Domingo Pablos Bautista
Javi Parejo Jiménez
Diego Parejo Jiménez
Santiago Sánchez Díaz

Tiempo empleado: 2 h. 30 m. 29 sg.
Velocidad Máxima: 46,1 Km/h.
Velocidad Media: 18,7 Km/h.
Parciales: 47,04 Kms

Recorrido: Plaza de España, Carretera de Cáceres, Camino de la Fuente, Huerto Juárez, Pista de las Monjas, Camino del Parrilla, Carretera Vieja de Madrid, Venta la Guía, Camino de Cuadradillo, Cuesta de la Novia, Huerto de los Olivos, Mesas del Capitán, Cuesta del Borril, Canal de Orellana, Cruce del Sajonia, Carretera de Cáceres, Plaza de España.
Videos de la jornada:
Comentario:

Después de varios domingos de inactividad perrigalguera, debido en parte al Camino de Santiago, en parte a la lluvia u otras circunstancias, por fin vuelvo a salir con el grupo de mis queridos compañeros de la Peña Cicloturista amaliense, en un día en que yo pensaba que se juntarían menos perrigalgos en la Plaza, debido a las altas horas de recogida de la mayoría de ellos en el día de ayer, que fue un magnífico día de convivencia en el campo con todos los miembros de la peña y con los familiares correspondientes. Sobretodo los niños disfrutaron de lo lindo bañándose en el río, con la anécdota incluida del rescate de una chancla, que se la llevó la corriente, por la perra de Domingo.




En número de dieciséis nos reunimos a la hora señalada en la Plaza, con la incorporación, en mi lista, de un nuevo perrigalgo, de Julio Jiménez Parejo, y con la bici nueva de Javi Parejo que le había regalado Jordi.


No teniendo las ideas muy claras, aunque coincidiendo, al parecer la mayoría en hacer un recorrido corto, por fin se propone que hagamos la Cuesta del Cuadradillo, La Cuesta de la Novia y el regreso por la Cuesta del Borril. Pero al llegar al río, nos bociferan a los de la cabeza para que torciéramos a la derecha, con el fin de dar un rodeo por las Monjas y por la Venta la Guía y que no se hiciera tan insípido dicho recorrido.

El pelotón perfectamente reagrupado, haciendo los comentarios pertinentes del día anterior, pedalea lentamente y al unísono del chirriar de las cadenas hasta llegar a la Venta la Guía, donde en la bajada siguiente tenemos el primer percance del día, sin graves consecuencias. Pincha o mejor revienta la rueda Juan Luis Capilla, un experto en estas lides, y paramos a cambiar la cámara, aunque algunos sin darse cuenta se adelantan del grupo. Pero solucionado el problema, al parecer, vuelve de nuevo a pinchar por defecto de la cámara o algo parecido y el grupo totalmente desmembrado no se vuelve a reagrupar hasta que corona la Cuesta del Cuadradillo.
Los inmensos trigales del Raijanal, que ahora estoy muy observador, han sido cosechados a la sazón y las pacas de paja duermen plácidamente en sus correspondientes rastrojeras.
Subimos la Cuesta de la Novia, y nos reagrupamos de nuevo, llaneando por las Mesas del Capitán.



Yo, personalmente me encuentro muy fuerte, he subido dichas cuestas con una suficiencia inusual, claro que he estado pedaleando dos mil kilómetros seguidos, ya os contaré detalles, subiendo puertos de primera categoría y con un lastre de veinte kilos de equipaje. He perdido cuatro kilos, sobre un peso ideal con el que partir. Ahora parece que tengo alas.
Al fondo, en el lejano horizonte se divisa una enorme explanada de color verdoso de los inmensos maizales y tomatales de las Vegas del Guadiana.



A julio le advertimos que tenga cuidado con la bajada del Borril que es una cuesta arto peligrosa por las piedras sueltas, por los surcos que ha formado el agua y por las sobresalientes pizarras del suelo.
Muchas piedras, mucha arena, algo de polvo y el campo que poco a poco se va resecando, cabalgan los caballeros perrigalgos sobre sus cabalgaduras de acero.
Paramos a tomarnos el tentempié y hacernos la foto de rigor. Reemprendemos la marcha, nos hundimos en la arena y nos reagrupamos de nuevo en la pista asfaltada del Canal de Orellana.
Como las cuestas nos habían parecido poco, nos echamos ahora un pique desenfadado pero terrorífico, algunos miembros del grupo, y conseguimos pedalear varios kilómetros casi a cuarenta kilómetros por hora. Por fin llegamos a la Casa Zambrano, y ahí decidimos echar un esprint final hasta la pista de la acequia, donde debemos torcer. Se lleva el premio de dicho esprint, José Luis Capilla, por sólo un tubular sobre el catalo del grupo, un servidor.



En la vía de servicio de la autovía, Antonio Indias tiene problemas con su máquina. Da los pedales y el desarrollo no le responde. Tiene que parar y varios compañeros acudimos en su ayuda. Pensamos remolcarle hasta casa, pero he aquí que viene por allí un coche “furgoneta”, un empleado de los Castillejos, y se percata de la situación, parando al instante para cargar la bicicleta y llevarle a casa.

El resto del grupo nos están esperando y por fin reagrupados todos pedaleamos con buen ritmo hasta llegar a la sede de la peña, donde nuestra Madrina Maricarmen nos espera con sus maravillosos y sabrosos montaditos.

Hasta la semana que viene.
Salud y felicidad.
Flore.