miércoles, 20 de junio de 2018

UNA SENSACION NUNCA ANTES


Track:
Relive:
Fotos:

Participantes
Javi parejo
 Diego parejo
Juan Luis capilla
 Julio
Alfonso
Juan Nieto
David Gómez
Tomas David
Pedro colores
José Luis


Domingo atípico en cuanto a la rutina de las rutas ferry galgas quedamos una parte del grupo para realizar la ruta de preparación qué consistía  en hacer  el recorrido  de la subida a las antenas de Montánchez y después  la subida de la bola  todo eso  empezando en la localidad de Almoharín y terminando en la misma para que la gente coja la forma ante la proximidad de la ruta que la próxima semana se realizará por el Jerte.
Ya durante la semana se fue informando al personal y a todo aquel que quisiera realizar la ruta sobre el horario sitio de quedada para para organizar el traslado de las bicis y al final la gran mayoría nos trasladamos a la casa de Diego parejo para montar las bicis en su camión ya lo más temprano su hermano Javi y Julio deciden salir desde el pueblo para unirse a nosotros en la localidad de Almoharín. Desde el cual se inicia la ruta.
En cuanto me respecta llevaba toda la semana esperando que llegará el día ante la incertidumbre y la expectación que me despertaba cómo se desarrollaría la ruta por mi parte ya que tenía el gusto de probar una de esas bicis qué hacen que pases de cabrita coja a comedor de brevas en un santiamen.
Una vez organizado el transporte nos dirigimos hacia el punto de partida lugar en el cual ya nos esperaba mi cuñado David, Javi y julio.
Con todo preparado para la iniciar la ruta y después de observar y probar alguno que otro la bici con la cual me presenté inflamos la carretera dirección Arroyomolinos y ya en ese tramo antes de llegar al desvío de la subida de Montánchez ya pude comprobar lo que manejaba entre mis manos.

Llegamos a la carretera denominada como la quebrada para iniciar después de un kilómetro y medio la ascensión la cual empezamos todos juntos pero poco a poco el grupo y cada integrante fue marcando el ritmo que mejor le convenía momento en cual decido seguir probando las prestaciones de la bici. Seguimos subiendo y en un momento ya observo que llevo como acompañante solamente a Javi lo cual empiezo a deducir que está bici tenía una cosa buena y otra no tan buena. La buena que yo empezaría a disfrutar de las rutas y la mala que los que me solían esperar en lo alto de cualquier subida iban a descansar bastante menos tiempo. Poco a poco y cada uno a su trote vamos llegando a la localidad de Montánchez para coger dirección el matadero punto en el cual se inicia la ascensión por la pista hormigonada a las antenas punto en el cual cada uno sube a su manera. 




Vuelvo a comprobar en dicho tramo que es el de más dureza de toda la subida que la bici vuelve a marcar el terreno teniendo que esperar a la gente en lo alto el de las antenas. Sensaciones nunca antes vivida por mi persona.






Todos arriba reponemos fuerzas foto de rigor y enfilamos la bajada para coger dirección a la carretera de los mesones en busca del siguiente qué es la subida.  A la altura de Secadero de Jamones Juan rompe la cadena,  parada obligada y poco después volvermos a para en la fuente a coger agua, la calor ya es insoportable, bajada rápida y reagrupamiento en el cruce de la Zarza momento en el cual Diego detecta que la rueda trasera está floja lo cual decidimos montarle la cámara ante la desconfianza de que el líquido tubeless no estaba haciendo efecto todo arreglado cogemos dirección hacia el pueblo para una vez llegado a la cruz que hay en mitad de la carretera desviarnos a la derecha y empezar la subida.
 Primer tramo de unos 2 Km con una pendiente suave pero en ligero ascenso el cual la gente se lo toma tranquilamente. En ese trayecto empezamos a distanciarnos Javi tomas David y yo del grupo y un momento antes de llegar al primer repechon dejo distanciarse a Javi y a Tomas David para probar la bici una vez entrado en el tramo más duro y ver la respuesta que ofrecían. En un instante sobrepaso a Tomas David y un poco más adelante doy caza a Javi. Es increíble lo que la bici puede llegar a ofrecer pero llega el momento de la incertidumbre y la preocupación momento el cual pregunto a Javi que me dijera qué nivel de batería me marcaba la bici y cuando me dice que está en el color rojo y parpadeando casi se me viene el mundo encima quedan 2 km y medio para llegar arriba y pensar que no llegaría la batería y tenía que empujar el tanque ante el cachondeo del los demás decidir regular el pedaleo y bajar la intensidad para ahorrar potencia momento el cual Javi vuelve a marcharse en solitario hacia adelante. 




Voy pasando los pasos canadienses qué hay durante la subida y me sigue surgiendo la duda y preocupación que si tendría suficiente batería para llegar el alivio me llegó una vez pasado el tercer paso canadiense el cual unos 300 o 400 metros más adelante está al final de la subida momento en cual y viendo que todavía la bicicleta respondía decidí apretar otra vez ante el asombro de verme llegar Javi vuelve a apretar para así de esa manera conseguir vencer a la máquina.
Poco a poco van llegando los demás compañeros y esta vez me toca a mí esperar los a todos qué sensación. No me llega el compañero Diego nos volvemos a hacer la foto para inmortalizar el momento y emprendemos la bajada. 







La bajada como el mismo caso de la subida cada uno a su manera y velocidad hasta llegar al camino que sale a la izquierda el cual nos lleva por una vereda difícilmente transitable. Sobrepasado ese tramo ya es ya es casi todo hacia abajo quitando algún repecho en tipo de sube y baja para en un santiamen aparecer por las traseras de Almoharín y coger dirección al pabellón sitio en el cual teníamos los vehículos.


Montamos las bicis y cogemos dirección a casa con la satisfacción de haber realizado la ruta en menor o mayor dificultad para unos y otros y yo con la satisfacción de haber comprobado que con este tipo de bici puedo  jugar en otra liga.
Esperemos que la locura realizada este domingo tanto por la dureza de la ruta como por el calor que pasamos surta efecto y la gente estés preparada para disfrutar de la ruta del fin de semana próximo.
Llegamos a la plaza nos tomamos nuestras merecidas cervezas y cada uno para su casa.
Crónica José Luis

miércoles, 13 de junio de 2018

Cordel de Mérida y Coto Rubio



Fotos:
https://drive.google.com/drive/folders/1-9LKgvHmA4Q_7trejcm0P4aCgYNF87FU?usp=sharing
Track:
https://connect.garmin.com/modern/activity/2748106773?share_unique_id=84
Relive:
https://www.relive.cc/view/1614012000

Bueno esta crónica vamos a narrar lo acontecido las dos últimas semanas ya que por unos motivos u otros la semana pasado no se pudo  suelo solo en la puerta de la Iglesia, aún recuerdo cuando se llenaba las dos calles tanto calle San Juan como la Madroñero, pero bueno es lo que hay. Nos juntamos 13 perrigalgos entre ellos Paco que por desgracia aún nos puede acompañar ya que las tormentas le han quedado sin tomates y el retraso en el riego le ha permitido venir. La pregunta de siempre ¿Dónde vamos? Propongo ir a Coto Rubio, Vía de la Plata pero comentan que quieren venir temprano con lo que se decide ir  por el Cordel de Mérida hasta Valdemorales, como no es el maestro Pedro el que nos dice que llega hasta allí porque nosotros siempre hemos llegado por dicho cordel hasta Almoharín. 

Emprendemos la marcha por Malmedra, la Parrilla, vamos charlando sobre las ventajas de la rueda 29” cosa que para mí es una novedad, a la altura desviamos, las ganas de probar la  nueva bici hace que este tramo lo realicemos rápido y en un momento estamos en el cruce en el cual nos reagrupamos, falta Alfonso que por lo visto se paró para quitarse algo de ropa y nadie se quedó a esperarlo, una vez todos juntos arrancamos dirección camino de Pescadores para desde allí enlazar con el cordel de Mérida. Justo en este punto nos abandona Diegui que tiene prisa, nos hacemos la foto de grupo, en esto que llega un oriundo de Almoharín y le invitamos para que salga en la foto. Emprendemos la marcha y llegamos al cruce de Las Asperillas con la carretera de Almoharín-Arroyomolinos, Javi Foz tiene problemas con el botellero lo cual hace que nos volvamos a meter con el Licenciado ya que ahora sin botellero pero con el tornillo trasroscado  aún en su Mérida es el azote de todos, alguno le dice que es para llevar las llaves de casa. 



Cruzamos la Carretera y seguimos por el cordel que esta bastante cerrado por la hierba, este tramo es precioso para el ciclismo que nosotros practicamos con lo que el grupo se estira, el camino se convierte en tramos en verea y nos reagrupamos en el camino por el cual se llega a Almoharín. A la espera de que lleguen todos, los dos últimos son los integrantes de la peña “Los locos suicidas del Descenso” Alfonso va poniendo en aviso a Don Pedro de todos las piedras con su particular Pedro cuidado, Pedro tranquilo…….. Llega nuestro maestro y le comento que nosotros siempre habíamos bajado por el camino de la derecha hasta Almoharín, pero que el cordel sigue por el de la derecha a lo que asiente y me espeta su particular “yo que te he dicho Javielillo”. 




Continuamos por el y nos saca a la carretera de Cáceres justo a la altura de la hormigonada que siempre subimos pero que en esta ocasión nos toca bajar, que cortita se hace en este sentido. Otro apretón y de momento estamos en Almoharín la cual bordeamos para salir por el polígono y Sopetrán. El viento nos sopla de cara, lo que ya va haciendo mella, pasamos por Malmedra y a la sede a recuperar fuerzas.

Track:
 https://connect.garmin.com/modern/activity/2766051741?share_unique_id=86
Relive:
 https://www.relive.cc/view/g21466810748

Ahora empezamos con este fin de semana que ahora sí vamos a Coto Rubio, Vía de la Plata, Cornalvo, ruta que para muchos es nueva. Llegados al cuadradillo El Chinorro comenta que el Licenciado tiene botellero nuevo y que no le habíamos dicho nada con los que otra vez le toca a Juan Luis ser el blanco de chascarrillos cosa que el lleva con buen humor. 

Pasamos el Entalle para coger dirección Valdelasyeguas y justo en el cruce de Mérida le ofrezco la bici a Juan Luis para que la pruebe, madre mía mejor que siga con el bicho verde porque nos hizo un José Noca en toda regla, no le cogimos hasta pasar la Casa a la altura de la valla cinegética del cercado de los ciervos. 



José Luis que por fin ha vuelto a salir con nosotros va muy fuerte o eso nos parece a todos, más cuesta abajo en el tramo que llega el arroyo nos encontramos con un coche que hace ralentizar la marcha hasta que conseguimos adelantarle.
Vadeamos el río y le doy la cámara a José Luis para que inmortalice el primer vadeo de mi flamante bici, pero en la mitad pongo el pie en el agua lo que ya sobéis lo que puede conllevar, todo tipo de comentarios, algunos me amenazaron para que la foto saliera a la luz, pues nada aquí la tenéis.


 Después nos toca subir, justo hasta la puerta de la finca Coto Rubio, este tramo para muchos es inédito, transcurre por dicha finca hasta llegar a la finca del Rincón del Gallego unos parajes de dehesas y canchos de granitos. Nos cruzamos con una manada de vacas pero esta raza no es de por aquí por lo menos yo no la había visto nunca, tiene la particularidad que los cuernos hacen una especie de rizo la fotografío y continuamos hasta dar con la Vía de la Plata.




 Giramos a izquierda y después de un pequeño sube y baja realizamos una larga bajada pero que en ella tienes que dar pedales para coger velocidad, en la ruina de la que fue la base de un puente romano paramos a comer para coger fuerzas para lo que queda de ruta que transcurre por Cornalvo. 




  Ya sabemos como es Cornalvo un constante sube y baja que va castigando de los lindo las piernas. En uno de ellos nos encontramos con un gran charco en toda la mitad el cual intentamos pasar por donde cada uno ve que es mejor, Alberto Foz pega un costalazo a lo que espeta “cada uno se baja de la bici como quiere” no sin echarle la culpa a su hermano y Alfonso.



 Pasamos por el Gamo cruzamos la presa de Las Muelas y a las Mezquitas, donde preguntamos a José Luis que por donde volvemos por el Alico o Cuadradillo, el dice sin pensar que por Cuadradillo para sorpresa de todos. Bajamos y ponemos rumbo a Cuadradillo pero cuando llega el dice no mejor subimos por el Alico.




La verdad que con lo castigado que llego fue lo mejor, pero parece mentira que un tio con su veteranía se esfuerce tanto en el primer tramo de la ruta sabiendo lo que le esperaba. Atravesamos el huerto de Braulio y en la bajada de nuevo el protagonista es Alberto pero esta vez por reventar la rueda trasera. De momento todos a una y arreglado sin que el pegue un bombazo vaya tela.


 De hay a la sede a buen ritmo. Esto es todo y hasta la próxima.

Crónica Javi Parejo