lunes, 25 de enero de 2010

EL RUGIDERO


24 de Enero de 2010
Asistentes a la ruta:

Emiliano Andrade Rodríguez
Juan Manuel Barroso Morcillo
Florencio Benítez-Cano
Juan Luis Capilla Camacho
Pablo Carrascosa Sánchez
Paco Cidoncha Carrascosa
José Carlos Escobar Dorado
Pablo Gallego Casillas
José Luis Jiménez Dorado
Alberto López Fuentes
Andrés Nieto Cortés
Marcos Nieto Dorado
Domingo Pablos Bautista
Javi Parejo Jiménez
Diego Parejo Jiménez
Francisco Velarde Dorado

Tiempo empleado: 2 h.47 m. 29 sg.
Velocidad Máxima: 47,9 Km/h.
Velocidad Media: 16,4 Km/h.
Parciales: 46,00 Kms

VIDEOS DE LA JORNADA:
Recorrido: Plaza de España, Carretera de Cáceres, Sajonia, Canal de Orellana, Camino de Cuadradillo, El Entalle, Camino de las Mezquitas, Parque de Cornalvo, El Rugidero, Camino de las Mezquitas, Mesas del Capitán, Camino del Borril, Canal Principal de Orellana, Pista de la acequia, Sajonia, Carretera de Cáceres, Plaza de España.

Comentario:
Casi toda la noche se llevaría lloviendo, con poca intensidad, eso sí, pero no dejó de caer ese agüilla hasta cerca de las siete de la madrugada, y a partir de esa hora, el cielo se fue despejando cada vez más. A la hora de salir, las nueve de la mañana, aún estaba el cielo parcialmente encapotado y a medida que hicimos el recorrido, éste se fue despejando casi totalmente y salió un sol espléndido para un día maravilloso de cicloturismo. Sin embargo, aunque no nos llovió, como he indicado anteriormente, sino que lució el sol, no nos mojamos por arriba, pero en cambio
bien que nos mojamos por abajo.
Los arroyos iban tan crecidos, los charcos de agua eran tan numerosos, e incluso los caminos, en algunos tramos, parecían verdaderos arroyos, tal es así que nos pusimos hasta las trancas de agua y de barro, y las bicicletas como nunca las he llegado a ver e esa guisa.



Pero en fin, estos jóvenes y audaces “Perrigalgos” parece que disfrutan con estas cosas, y se les veía totalmente felices y ufanos, metiéndose por los charcos, en el fango y desafiando a estos intratables caminos invernales.

Yo casi siempre iba el último, tanto para acompañar al amigo Emiliano, cuánto más para no verme inmerso en esos desafíos campales de los hombres contra los caminos encharcados y los desbordados arroyos. Por algunos lugares parecía como si hubiera estado allí una piara de jabalíes removiendo el terreno en busca de alimento. Las rodadas de las bicicletas bien se podían seguir en esta ocasión sin ninguna dificultad.
Algunos pusieron pie a tierra, en algún charco algo más profundo, mojándose los zapatos, otros se hundieron hasta las trancas en el barro y todos, en general, recibimos nuestra dosis de agua con las salpicaduras.
Llegamos al río Muelas, ya en el Parque Natural de Cornalvo, y paramos donde lo habíamos hecho en otra ocasión que hicimos este recorrido: Nos hicimos las fotos de rigor con los adelantos tecnológicos agregados de trípodes, y luego decidimos, guiados por Domingo, visitar el lugar conocido como “El Rugidero” o también “El Berrocal del Rugidero”, en una ruta corta de senderismo, dejando todas las bicicletas agrupadas en el lugar indicado.









El citado Rugidero es una zona granítica del cauce del río Muelas, con un cierto desnivel del terreno, donde las aguas torrenciales han labrado, a través de los siglos, una serie de oquedades y cuevas de una belleza impresionante, y al pasar el agua entre ellas forma un enorme ruido que es de donde le viene el nombre de Rugidero. Alguien lo comparó con Los Pilones, del Valle del Jerte, pero vamos a dejar cada cosa en su sitio.
Yo regresé por el lugar indicado, por la vereda de cabras, en tanto que el resto de los Perrigalgos se arriesgaron a regresar por la orilla opuesta, sorteando los pedruscos como si fueran verdaderas cabras montesas.
El regreso lo hicimos por la Mesa del Capitán y la Cuesta del Borril, donde el osado Pablo Carrascosa se cargo el plato grande, doblándolo en una piedra del camino. Paquito Cidoncha no pudo frenar a tiempo, en un arroyo, y se tiró contra el maestro, embistiéndolo por detrás. Menos mal que la cajita de Danone le salvó de tan bestial choque, que no tuvo más consecuencias que las risas desenfadadas del resto de los compañeros.



En esta ocasión nos ha acompañado por fin el amigo Tato, que hace mucho tiempo que no lo hacía, el cual nos indicó, por si no nos habíamos dado cuenta, que era un “rhgecorhgido con mucho barrhgo”.

Hasta la semana que viene.


Nota del administrador: Flore no se percato de la caída que tuvo Andrés al engancharse el manillar con una retama en la salida de la carretera vieja, cayendo a un charco, del cual salió de un salto, cual rana saltarina, sin apenas restos de agua y barro.

En estos momentos de “barro y agua” que estamos sufriendo queremos, desde estas líneas dar las gracias a las lavadoras(1), sin las cuales no sabríamos que sería de nosotros.

(1) (Leáse esposas, madres, compañeras, . . . . . .y electrodomésticos por algún componente que le toca a él, por esto de la igualdad.)
.
Nuestro compañero Lalo me ha recomendado este interesante artículo sobre las bondades del uso y disfrute de la bicicleta:

lunes, 18 de enero de 2010

(1ª Parte) Fiestón y (2ª parte) Sólo dos

(1ª Parte)
FIESTÓN

( Sábado y domingo, 16 y17 de enero de 2.010 )

Asistentes a la ruta:
A puntear en las fotografias de esta ruta nocturna- diurna.

Tiempo empleado: Desde las 21:30 h. hasta las 8:00 h.
Velocidad Máxima: Al principio despacio, despues más deprisa y al final ya, nos entró la pájara.
Velocidad Media: ¡¡ buena, buena !!.
Parciales: la verdad, que no estuvo nada mal.


Recorrido: Reunion a las 21:30 h, subida empinada hasta el comedor, tiras y aflojas hasta que nos colocamos, comienzan las primeras subidas con un buen plato de entremeses, salteamos con unos pimientos y un bacalaito (riquisimos), luego al gusto carne o pescado y para rematar postre y café, cambio de marcha y ponemos piñon de largo recorrido y al cubata, pista de baile y barra libre durante 3 h, subida pronunciada hasta la zona de marcha, terreno no practicable con todas las puertas cerradas, indecisión y ante la duda tiramos por la calle de enmedio, a mi casa, chimenea, música y karaoke, despues de un cierto desgaste, vuelta al punto de partida, y como es habitual terminamos en la sede tomando un cafelito y alguna tostada.

Comentario:

En esta ocasión hemos decidido, que al haber dos intensas jornadas que narrar, compartan espacio las dos narraciones, cada una con su intensidad.

Tan solo decir, que tanto la una como la otra, han requirido de un gran esfuerzo por parte de los participantes.

En este caso y ante la dificultad de hacer una descripción fiel de lo sucedido, nos remitimos ha que realicen un ejercicio de imaginación y encadenen las imágenes adjuntas con las secuencias descritas en el recorrido.

Desde estas páginas les damos las gracias a nuestras abnegadas y sufridas compañeras, novias, esposas, etc., que hasta en estos duros momentos, no dudaron en acompañarnos hasta el final.

Por Emiliano Andrade.















































Premios para los más significados en algun aspecto.











































Premio a la regularidad para Domingo


















Nuestras abnegadas y sufridas compañeras
que en estos duros momentos tambien nos acompañaron.



Diego micrófono en mano, deleitandonos con su armoniosa voz.



PEDAZO RECORRIDO, Y QUE TRAZADO DE CURVAS.
video

Ya en la sede (8:00 h) nos entro la pájara.





Como se puede ver estamos a las duras y a las no tan duras.

(Parte 2ª)
SOLO DOS

( domingo, 17 de enero de 2.010 )

Asistentes a la ruta:
Domingo Pablos Bautista.
Florencio Benítez-Cano Benítez-Cano.

Tiempo empleado: 2 h. 54 m.11 sg.
Velocidad Máxima: 42,8 Km/h.
Velocidad Media: 21,8 Km/h.
Parciales: 63,39 Kms

Recorrido: Plaza de España, Carretera de Cáceres, Huerto Juárez, Pista de Malmedra, Canal Principal de Orellana, Cerros Verdes, Carretera Nacional Vieja de Madrid, Torrefresneda, Camino Fresneda, Pista del Cerro Mono, Yelbes, Plaza de España.

Comentario:

He decidido, en esta ocasión, y sin que sirva de precedente, saltarme el orden alfabético, y colocar por deferencia en primer lugar a mi único acompañante de esta ruta cicloturista del domingo.


Después de la resaca del sábado anterior y madrugada del domingo, que por lo visto duró la “órgia y el desénfreno” hasta altas horas de la madrugada, con desayuno incluido para algunos, que hasta las paredes tienen oídos, “Sólo dos Personas” nos presentamos, como todos los domingos, a las nueve de la mañana en la Plaza. Así que, sin que fuera de ninguna manera premeditado, hicimos el recorrido antes expuesto “De un Tirón”, sin parar a mear siquiera, incluso a Domingo le llamaron por teléfono, cuando rodábamos por la Carretera Nacional Vieja, y estuvo hablando desde la bici, sin poner pie en tierra.


El único problema que se nos planteó en esta ocasión fue a la hora de la salida, cuando decidimos a donde ir, ya que Domingo optaba por tirar para Madrid y a mi me apetecía ir más a Granada, así que nos pusimos enseguida de acuerdo y lo dejamos en un término intermedio, para hacer el recorrido del Canal de Orellana, más que nada para no ensuciar las bicicleta de barro. Craso error el nuestro, ya que al final, cosa difícil de prevenir, se ensuciaron mucho más pedaleando por el propio Canal. Pues sí, aunque parezca mentira, nos pusimos hasta las trancas, bueno sólo las barras bajeras de las bicicletas, de las “cagarrutas” de los borregos, que se habían reblandecido con el agua y eran harto pegajosas.


Por lo demás un recorrido maravilloso, en un día espléndido de pedaleo, en el que la temperatura era muy agradable y la sensación térmica mucho más. Un día sin aire ni lluvia, seminublado y muy agradecido.


Por FlORE

lunes, 11 de enero de 2010

¡¡ Que Pena !!















. . . . . . . . . . .Domingo,
10 de Enero de 2010


Asistentes a la ruta:

José Maria Almaraz
Emiliano Andrade
Jesús Beltrán
Juan Luis Capilla
Pablo Carrascosa
José Mari Garrido
Antonio Indias
Jose Luis Jiménez
Andrés Nieto
Domingo Pablos
Diego Parejo
Javi Parejo
Pancho Velarde

Hora de salida: 9:00 h.
Hora de llegada: 12:30 h.
Tiempo empleado: 3 h y 30 min.
Velocidad Máxima: 49,50 Km/h.
Velocidad Media: 17,1 Km/h.
Distancia recorrida: 48,450 Kms.

Recorrido: Plaza de España, Ctra Ex-206, Cruce del Sajonia, Pista de servicio de la Autovia, Finca Rodriguillo, Venta la Guía, camino de Fuente Collado, camino a la casa-castillo de la Parrilla, Mina La Parrilla, camino Finca el Cuadrado, camino en sentido a Almoharin, salida al Km 85 de la pista del canal de Orellana, Pista de Servicio de la Autovía, Conquista del Guadiana, Pista de los viveros (Malmedra), camino del Río Búrdalo , Ctra Ex 206, Plaza de España.
.
Videos de la jornada, con nuestro
cámara Diego Parejo al aparato.
¡¡ Prepárate a vivir la emoción de esta jornada !!

Comentario:
Punto de partida habitual desde la plaza y rápidamente nos metemos en faena, y a pedalear en esta fría mañana invernal.

Al salir de la plaza solo se oyen comentarios del frío reinante y de la posibilidad de nieve por el aspecto y color de las nubes.

Rodar y pedaleo fácil al principio y con el tiempo en perfectas condiciones invernales, marcando los termómetros unos 2 ºC y unas condiciones de humedad elevada, debido a la gran cantidad de agua que presenta el terreno, con las lluvias acumuladas en practicamente un mes de continuas precipitaciones. Que dicho sea de paso es de agradecer la lluvia caída.

Volviendo al tema, el grupo rueda compacto y en un principio Juan Luis plantea realizar la misma ruta que habíamos hecho dos semanas antes, siguiendo las indicaciones de Paco, pero en sentido contrario.




Llegados al Sajonia giramos a izquierda buscando la finca Rodriguillo, pero Garrido que no tenía su día, gira a derecha por la inercia y costumbre del trazado, pero los gritos de los demás componentes le hacen salir de su error y pasa a reincorporarse al grupo.

Al entrar por el camino que lleva a la nueva casa de las Monjas, cerca de la Venta la Guía, Garrido se cae de su montura al pisar el sembrado lateral y quedarse la bicicleta clavada en el terreno debido a lo blando que está, saltando por delante y cayendo en un charco, por suerte no muy profundo.



En esta foto se ve a nuestro cámara Diego Parejo
con la misma incorporada en el casco.
Para ver los videos pinchar en el enlace de youtube al inicio de la crónica.

Nos adentramos por el camino que lleva a Fuente Collado, abandonando este, después de abrir la puerta del camino que se dirige a la casa castillo de la Parrilla.

En este tramo Juan Luis comienza con sus ya habituales problemas de cadena y hasta en tres ocasiones se hubo de detener el grupo para solucionar los problemas.





















Ante la indecisión provocada por tanta parada, el grupo se reúne antes de subir a la casa castillo para lanzarse por la pista asfaltada buscando el camino de la Finca el Cuadrado, que parte de la carretera de Arroyomolinos hasta unirse con la pista del canal de Orellana.



















Este tramo del recorrido presenta un gran atractivo paisajístico y un recorrido entre arroyos y regatos muy interesante y entretenido.

En este trayecto perdí el bidón del agua que por suerte encontró Jose Luis, Pablo Carrascosa al intentar esquivar un charco se engancho el traje con una alambrada de espinos haciéndose un 7 de campeonato, y otros avatares que seguro nos ocurrieron.

Llegados a un cruce de este camino, paramos para tomar el tentempié de rigor y entre bromas y charlas alguien del grupo hace ver el camino que parte en dirección a “la Bola” y que nadie conocía. De momento nos entró la vena exploradora que todos tenemos dentro.
¡¡Pues a por el camino que nos fuimos !!.















. . Domingo había hecho el comentario que si nos llevaba directamente a su pueblo, Almoharín, nos invitaba a café, pero el camino acabo saliendo de nuevo a la pista del canal de Orellana, pero esta vez en el Kilómetro 85.

Haciendo el grupo una piña, decide que el rodar debía de alegrarse un poco para intentar subir la media, que hasta ese momento era paupérrima. Todos estábamos de acuerdo y con esa intención se iba, pero algún componente siempre se quedaba descolgado.

Juan luis aviso que en el kilómetro 95 de la pista del canal hay una salida que te pone rápidamente en el cruce de la pista, que pasando cerca de Conquista del Guadiana, te lleva a la Finca de Malmedra.

El grupo rueda compacto, quedándose algún componente un poco descolgado, pero reagrupándonos de forma regular cada cierto tiempo, aunque el rodar se fue ralentizando de tal manera, que el personal se fue quedando helado, premonitorio de la nevada que se avecinaba.

Continua el grupo el trayecto por la finca de Malmedra próximo al río Búrdalo hasta llegar al puente y una vez cerca de Santa Amalia, y ya reagrupados y helados de frío, sobre todo los “deditos” de los pies, hicimos entrada en nuestro pueblo, aunque algunos atrocharon por la calle del Salón Moderno y la mayoría por la Calle José Gutiérrez como es habitual.
















. .La pena fue que la llegada de la nieve no nos cogiera sobre nuestras monturas, para poder hacer un eslogan que a todas luces nos definiría al completo, del tipo de:

Sobre nuestras monturas
con frío o calor, agua o “nieve”
y en las condiciones más duras.

¡! Que pena ¡¡, porque al tener que quitar el término “nieve” del eslogan este se desluce en gran medida y además, ya no nos define de manera completa, por lo tanto, continuaremos sin eslogan, o mejor seguimos con: " No a la competitividad y Si al compañerismo" .

Como no caía en Santa Amalia una nevada de esta envergadura desde el 11 de febrero de 1983, esperaremos otros 27 años ha que haya una nueva nevada que podamos disfrutar sobre nuestras monturas.















. . Y después de refresco y bocadillo “cada mochuelo a su olivo” y a disfrutar de la nieve, que al final comenzó a caer cuando ya estábamos bajo nuestras cálidas duchas.
Nota: las fotografias de la nieve son posteriores a nuestra ruta, pero sirven para ilustrar la jornada.

Por Emiliano Andrade.

martes, 5 de enero de 2010

¡AGUA DIOS Y VENGA MAYO!


Domingo, 3 de Enero de 2010

Asistentes a la ruta:


José María Almaraz


Emiliano Andrade

Juan Manuel Barroso

Jesús Beltrán

Juan Luis Capilla


Pedro Carrasco


Pablo Carrascosa

José Luis Jiménez

Alberto López

Andrés Nieto

Javi Parejo


Santiago Sánchez

Pancho Velarde

Hora de salida: 9:00 h.
Hora de llegada: 12:00 h.
Tiempo empleado: 3h.
Velocidad Máxima: 49,50 Km/h.
Velocidad Media: 17,70 Km/h.
Distancia recorrida: 43,680 Kms.

Recorrido:
Plaza de España, Ctra Ex-206, cruce del Sajonia, Pista del canal de Orellana, Finca el Barril, El Confesionario, Ctra Vieja de Madrid, Finca Cuadradillo, Cerro las Moreras, Ctra Vieja de Madrid, Venta la Guía, Mina la Parrilla, casa de Valdecabreros, Pista del canal, Ctra Ex 206, Plaza de España.


Comentario:
Para ésta primera etapa del año nos hemos juntado doce Perrigalgos más uno, lo que no está nada mal si tenemos en cuenta que estamos inmersos en fechas festivas.



Tras barajar varias rutas, al final es Juan Luis el ponente, que quiere hacer un recorrido mixto, ésto es, un hibrido de trozos de otras rutas anteriores.

Faltan algunos asiduos, como Flore, Diego o Domingo, que el muy perigallo, en vez de venirse a pedalear con los compañeros de fatiga, ha preferido quedarse con (en) la Gloria.
La mañana es apacible con el cielo cubierto por unas nubes grises que, de momento, no parecen amenazadoras. Aunque bien es cierto que “el hombre del tiempo (que paradójicamente es una mujer) ha vaticinado para hoy que caerán chuzos de punta; y este año no parece que yerren mucho en los pronósticos.



Por la pista del canal de Orellana el grupo rueda compacto y a buen ritmo. Pronto nos adentramos por un camino que nos conduce al Confesionario. Allí nos reagrupamos y en la espera, algunos nos acercamos a saludar a un paisano (Santiago sanpedrito, el de la Úria, según Emiliano) que está haciendo picón. En ese momento está echando taramas como descosio en una gran chosca.

Reanudamos la marcha por caminos pedregosos y cruzamos regatos que van llenos de agua. Cruzamos un par de verjas que hemos de abrir para pasar. Y es que a los humanos no se nos quita la puta costumbre de ponerle “puertas al campo”.



Haciendo mil y un vericuetos por unos parajes de ensueño (perdón por la cursilería), subimos a un cerro donde hay una casa llamada Las Moreras. Allí nos comemos el tentempié y nos retratamos.




Desde ése lugar se divisa una bonita panorámica.
Por el oeste se viene poniendo la orilla del mismo color que la panza de un burro y algunos empiezan a profetizar que no tenemos escapatoria. Como si de unos agoreros se tratara, cuando nos ponemos en marcha ya empieza a chispear. Los más previsores nos enfundamos los chubasqueros, y los descuidados se disponen a aguantar mecha estoicamente.
Bajamos una pronunciada y peligrosa cuesta y nos cruzamos con algunos cazadores apostados al aguardo del zorzal. El “Triqui” nos recrimina por lo peligroso de esa acción, y no le falta razón.
Juan Luis ha pinchado y en la espera Emiliano nos retrata por separado (para el álbum dice alguien).

Juanma llega el último y anuncia que se ha caído, afortunadamente sin consecuencias.
Ahora el sirimiri ya es agua general y en toda regla y se decide, con buen criterio, tirar por la calle del medio y acortar el recorrido.
Algunos reticentes empiezan a rajarse y plantean acortar el recorrido (lo cuento para que no se diga que de los cobardes nunca se ha escrito nada).


Los Perrigalgos se aplican al pedaleo con un par y llegamos al pueblo felices, contentos, cansados…y como una sopa. Algunos paisanos, al vernos llegar, acaso nos tachen de atrevidos o directamente de jilipollas. Pero ellos no están en nuestro pellejo y no pueden imaginarse siquiera lo que hemos disfrutado.

Y el próximo día 16 vamos a cenar todos juntos en nuestra sede ,y nos vamos a poner como en tío Quico de comer y de beber, y después que nos quiten lo bailao. Y el que venga detrás que jarree.

PEDRO CARRASCO CUESTA